Jurídica

LA PSICOLOGÍA JURÍDICA

La Psicología Jurídica es un área de trabajo e investigación psicológica especializada, cuyo objeto de estudio es el comportamiento de los sujetos en el ámbito del derecho, la ley y la justicia, a la cual se le ha impulsado asignándole una función asistencial (ayudar a las víctimas), pericial (los conocimientos de la Psicología contribuyen al ámbito jurídico) y asesora (apoyo para jueces y abogados).


Los peritos son terceras personas con conocimientos científicos o artísticos, llamados al proceso para aportar un saber especial, emitiendo un juicio o valoración sobre un hecho (persona, cosa o situación) que el juez al ser un especialista en la ley, no tiene porqué poseer, convirtiéndose en un auxiliar o colaborador de la Administración de Justicia. Este saber se considera necesario para la percepción y apreciación de hechos que no podrían captarse sin el mismo, en el caso del Psicólogo Forense, trabaja en el proceso judicial como experto, informando y asesorando al jurista; dicha actuación se focaliza en la exploración, evaluación y diagnóstico de las relaciones, actitudes, aptitudes, aspectos de la personalidad, inteligencia, y otros factores de las personas implicadas en los procesos judiciales.


La prueba pericial (pericia o peritaje), se trata de una declaración de conocimientos que emite el experto sobre los hechos de autos, cuando se precisan conocimientos científicos. Por tanto, la misión del perito es ilustrar, asesorar y aportar conocimientos al juez o tribunal, a fin de conseguir el esclarecimiento de la verdad y defensa de los derechos fundamentales de las personas.


PSICOLOGÍA JURÍDICA

Síguenos:

Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y nuestro servicio.

Saber más
Aceptar