Autismo

AUTISMO

El principal objetivo de la terapia con niños con autismo es facilitar el desarrollo y el aprendizaje, promover la socialización y reducir los comportamientos inadaptados, en definitiva, maximizar su independencia funcional y su calidad de vida.

Numerosas investigaciones han mostrado que determinadas variables inciden en la efectividad del tratamiento.

Estas variables son:

  • Edad de comienzo de la intervención. Las investigaciones y estudios realizados concluyen que una intervención temprana conlleva un mayor éxito de la terapia y, por tanto, mejoras significativas en los niños tratados.
  • Tratamiento conductual. Se ha mostrado empíricamente que para que la intervención resulte efectiva la terapia debe ser conductual. 
  • Intensidad de la instrucción. El número de horas de intervención semanal influye en la efectividad de la intervención. Una mayor intensidad de la instrucción puede ser determinante para el logro de los objetivos propuestos.
  • Instrucción individualizada. Trabajando uno a uno profesor-alumno.
  • Duración del programa.
  • Calidad del entrenamiento de los maestros y calidad de la instrucción.
  • Colaboración de los padres. Los padres resultan una pieza clave para la generalización y el mantenimiento de los objetivos logrados.



Para conseguir los objetivos antes mencionados, trabajamos aplicando la metodología de Análisis Aplicado de la Conducta (ABA).

El análisis aplicado de la conducta es la ciencia que aplica los principios básicos de la conducta (principalmente el reforzamiento positivo) a las conductas objetivo de trabajo. Los procedimientos usados se derivan de investigaciones empíricas en las que se ha comprobado que estos procedimientos han sido eficaces.

Inicio

Tel. 662  019 623

Síguenos:

Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y nuestro servicio.

Saber más
Aceptar